Historia de la Cofradía del Queso Manchego

La Cofradía del Queso Manchego fue creada en Toledo, el año 1991, a instancia del Consejero de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; Mariano Maraver López del Valle y el escritor; Carlos García del Cerro

La Cofradía del Queso Manchego, como todas las cosas importantes, nació fruto de una ilusión, una pasión y un reto por mantener unas costumbres atípicas, en La Mancha. Una idea importada por Carlos García del Cerro, desde su Cantabria natal, que en cierto modo nos pareció peregrina a los que nunca habíamos oído hablar de las Cofradías Gastronómicas y la importante misión de éstas, como representantes de unos productos singulares, identificativos de cada una de las regiones de pertenencia. La propuesta no tardó en cuajar entre los miembros de la Casa Regional de Castilla-La Mancha en Madrid y, de la mano del entonces Jefe de Servicio de Comercialización de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, Ricardo Rodríguez, empezamos a darle forma y contenido. Se trataba, por otra parte, de algo muy sencillo, teniendo en cuenta el producto de que partíamos: la puesta en valor del queso Manchego, a partir de su presencia en la gastronomía.

Escanear0028ab

García del Cerro llegaba precedido de un libro: La Mancha y el Queso Manchego, editado por la Consejería de Agricultura y que, en aquellos tiempos, era el más importante trabajo realizado sobre nuestro afamado queso. Además era coautor, junto con el celebre doctor Manuel Arroyo, de varios libros sobre quesos: la cocina del queso español y 101 quesos magistrales.

Comenzábamos nuestra andadura con pronósticos nuevos, casi desconocidos. Metas cada vez más lejanas para lograr etapas más brillantes. En el horizonte de la cofradía se esperaban progresos encaminados a la promoción y el conocimiento del queso Manchego y poco a poco se reforzó nuestro compromiso. En pocos meses logramos reunir a un gran número de simpatizantes y amigos, que nos acompañarían, a través de las actividades y viajes de la Cofradía, por todos los rincones de España. De esta forma se cerraba el círculo gastronómico que nos habíamos propuesto, creando una curiosa simbiosis entre lo que nos gustaba y el placer de disfrutarlo.

Escanear0030c

Empezamos por mantener reuniones con grandes industrias queseras de la región para que nos sirvieran de apoyo económico en las infraestructuras que debíamos acometer, ya que la importancia económica del proyecto no se podía salvar con la subvención que llegaba de la Consejería de Agricultura. Una tarea harto difícil si tenemos en cuenta que el proyecto que presentábamos era completamente desconocido en estas latitudes, donde la noticia de la existencia de una Cofradía se circunscribía, única y exclusivamente al ámbito de las cofradías de Semana Santa. No por ello abandonamos en nuestra actitud y, es más, conseguimos resultados favorables y desinteresados en poco tiempo.

Escanear0028b

Los primeros en captar la idea que proponíamos y valorarla como una apuesta de futuro para la promoción del queso Manchego, fueron las dos grandes queserías de Castilla-La Mancha; FORLASA, que prestó ayuda económica para la confección de las primeras capas del vestuario, y Lácteas García-Baquero, que corrió, y lo sigue haciendo, con el coste de las medallas de la Cofradía que portamos todos los asociados. A ellos se sumaron rápidamente otros importantes queseros como Loreto García Arroyo, de COQUEM, o la Cooperativa de Ganaderos Manchegos, de Tomelloso. También empezaron a sumarse a nuestro proyecto importantes restauradores como Adolfo, de Toledo, Manuel de la Ossa, de Las Pedroñeras, entre otros.

Escanear0028c

En pocos meses, cambiamos lo que era meramente una idea, en algo tangible, con su infraestructura completa y una sede social en la Casa de Castilla-La Mancha de Madrid, como no podía ser de otra manera. Allí nos prestó la ayuda necesaria Lolita Toboso, de la Peña de la Roda, para confeccionar las capas que portaríamos los cofrades y la creación del pendón que luce el emblema de nuestra Cofradía y allí celebramos las primeras asambleas de socios para impulsar el trabajo que luego haríamos sólo unos pocos.

De esta manera pasamos a aumentar significativamente el número de asociados y colaboradores y, a estampar nuestra huella por todos los rincones de la geografía española donde se celebraban actos gastronómicos, sin importarnos distancias ni horas perdidas, cansancios y fatigas en nuestro estómago, por el exceso. Dejando siempre la impronta del saber hacer y el conocimiento gastronómico de Carlos García del Cerro y yo con los ojos abiertos de par en par, sin dar crédito algunas veces, a todo aquel mundo desconocido y novedoso que nos estaba aconteciendo.

Escanear0030b

Me sorprendió el fulgurante éxito de la primera salida que hicimos Carlos y yo, con nuestra indumentaria recién estrenada, por tierras alicantinas, donde la noticia de la creación de una Cofradía del Queso Manchego era algo así, como la pieza clave para unir las dos Castillas, donde eran varias las cofradías existentes, con la Comunidad Valenciana, que por esos días celebraban sus primeros capítulos vínicos y gastronómicos. Quedábamos nosotros en medio del mapa de España, como valuarte gastronómico para ensamblar culturas, aproximar distancias insalvables en otros tiempos y culturizar a todo el mundo sobre las bondades de la culinaria manchega, tan denostada por los viajeros con prisas que atravesaban nuestro territorio de paso a cualquier lugar. Enseñábamos a las gentes que no todo el queso de La Mancha es Manchego, que no todo el que se fabrica en ese formato lo es, y las señas de identidad que deben buscar a la hora de comprar y consumir un autentico queso de calidad garantizada como es el Manchego.

Escanear0042c

Descubrimos así, que la hermandad entre cofrades es la base de la amistad y el mejor modo de interrelacionarse con personas y entidades afines, como pilar esencial de confraternización. Más de cincuenta cofradías vínicas y gastronómicas nos esperaban para compartir aficiones y gustos culinarios. Todas ellas, representantes de productos tan importantes como nuestro queso y, que de alguna manera, guardaban las mismas peculiaridades y compromisos como los que nos movían a nosotros.

Con nuestras alforjas cargadas de ilusiones comenzamos por adentrarnos en esta nueva aventura visitando en primer lugar el Consejo Regulador de Denominación de Origen del Queso Manchego, en Valdepeñas. Organismo que realiza una importante labor de control y seguridad, para preservar las cualidades propias de la leche y la elaboración garantizada del queso Manchego y, que sirve de base y compendio de actividades de la Cofradía, porque si bien hablamos de la Cofradía del Queso Manchego como entidad autónoma, no es menos cierto, que es el C.R.D.O. quien ampara y permite en muchos casos la impronta de nuestras actividades afines y el uso y disfrute de nombres y logotipos exclusivos del organismo regulador.

Escanear0046a

Nos pareció acertada la idea de conocer el Consejo y todo lo concerniente a las normas de calidad que allí se realizan. Era más que necesario saber y conocer las características que hacen del queso Manchego uno de los más apreciados del mundo, pues habíamos decidido erigirnos en embajadores de tan exquisita vianda.

Otro de los pilares básicos de nuestra actividad es el fomento del folklore y la cultura de Castilla-La Mancha, por ello, no dudamos en hacer participes de esta expresión artística al grupo Hidalguía de la Casa de Castilla-La Mancha en Madrid y, presentarnos en todos aquellos acontecimientos que lo requieren con el calor y apoyo de uno de los mejores grupos folklóricos que existen en España. Ya sólo nos quedaba ponernos en marcha, y hacer saber a todo el mundo que el queso Manchego tenía unos dignos representantes. Una Cofradía nueva que se incorporaba al entrañable y selecto grupo de los amantes de la gastronomía de las regiones de Europa, donde no se tienen en cuenta los aspectos cotidianos o de procedencia y se prima, por encima de todo, la amistad, los lazos culturales, la bonanza del producto que cada uno representa y su presentación en la mesa para ser degustado. Vinos, quesos, jamones y embutidos, productos de huerta, de la mar. Una oferta gastronómica, en suma, difícil de igualar por ningún club de gourmet, porque en este caso, el instrumento más importante de la apuesta gastronómica, son los cofrades, hermanos y amigos en la mesa y fuera de ella.

Escanear0047b

Parece que fue ayer cuando dábamos nuestros primeros pasos por estos mundos de las Cofradías Gastronómicas, y aquí nos encontramos hoy, presentando una página Web, que servirá para dejar memoria escrita de lo que empezó siendo una ilusión, para convertirse en una realidad patente, que además, como diría nuestro fundador; funciona.

Autor: Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s