Europa sentencia que solo el auténtico queso manchego puede usar la imagen de Don Quijote

queso

La Denominación de Origen lleva años luchando contra el fraude de este producto

La Denominación de Origen (D.O.) Queso Manchego ha ganado una batalla dentro de la guerra emprendida hace años contra quesos que se venden como «manchegos» sin cumplir los requisitos de calidad que marca esta D.O. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sentenciado que un producto no acogido a esta indicación geográfica no puede ilustrar su marca con la imagen de Don Quijote, Sancho Panza o Rocinante o de otros elementos que evoquen La Mancha como los molinos de viento.

La batalla en la que esta D.O. ha vencido como Don Quijote al Caballero de los Espejos se inició a raíz de una denuncia contra una fábrica de quesos de Malagón (Ciudad Real) que los etiquetaba con la imagen del personaje de Cervantes. El asunto llegó al Tribunal Supremo, que elevó la cuestión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. «Lo importante de la sentencia es que mientras antes se tenía en cuenta el parecido fonético ahora se considera que un elemento o un signo gráfico puede evocar una denominación de origen», explica Santiago Altares, secretario de la D.O. Queso Manchego.

Placa caseina

El verdadero queso manchego

Según esta D.O. el auténtico queso manchego deber ser de pasta prensada elaborado con leche de oveja de la raza manchega, con una maduración mínima de 30 días para quesos elaborados con leche pasteurizada con peso igual o inferior a un kilo y medio y de 60 días para el resto de formatos, siendo la maduración máxima de 2 años.

Además, la leche deberá estar exenta de productos medicamentosos que puedan incidir negativamente en la elaboración, maduración y conservación del queso. En la actualidad, la D.O. Queso Manchego abarca una zona de 4.419.763 hectáreas e incluye a 399 municipios, de los que 46 corresponden a la provincia de Albacete, 78 a la de Ciudad Real, 153 a la de Cuenca y 122 a la de Toledo.

Fuente: La verdad

Anuncios