Historia de la Cofradía del Queso Manchego VI

Comunidades Originarias de Castilla-La Macha al servicio de la cultura, las tradiciones populares y la gastronomía de nuestra tierra.

Si en el capítulo anterior nos centrábamos más en el concepto general de lo que conocemos por cofradía gastronómica y los comienzos que nos llevaron a su creación, pensamos ahora que sería bueno dar a conocer el proyecto común que compartimos con las Comunidades Originarias de Castilla-La Mancha, sobretodo, en lo que se refiere a afinidad, idiosincrasia y proyección sociocultural de los valores regionales, tan arraigados en ellas.

IMG_0041

A nadie se le escapan nuestros vínculos con la Casa Regional de Madrid capital y la implicación que muchos de nosotros tenemos o hemos tenido en su organigrama interno. Sin embargo, pensamos que la Cofradía del Queso Manchego, como entidad independiente recoge mejor que ninguna otra el concepto moderno de lo que debe ser una Comunidad Originaria. Lejos queda ya el tiempo en que las Casas eran la patria chica de los desplazados y mucho más lejos aún cuando servían de centros de ayuda a los más desfavorecidos y personas con problemas de arraigo entre la población autóctona del lugar de residencia.

IMG_0035

La Cofradía del Queso Manchego persigue promover una autentica cultura de la innovación, tanto dentro como fuera de la Región. Poner al alcance de todos los castellano-manchegos en la diáspora la realidad social que vive Castilla-La Mancha. Estimulando las interacciones entre las comunidades originarias y las instituciones regionales, prestando especial atención a las demandas e impulsando acciones que nos acerquen mucho más a unos y a otros. Si en el pasado, en nuestra Región se perdieron oportunidades para aprovechar los escasos recursos de que disponíamos, ahora miramos hacia el futuro y no queremos dejar pasar la ocasión de formar parte activa del desarrollo social y económico de la Castilla-La Mancha del siglo XXI.

Hoy en día, en un mundo globalizado donde no existen distancias y donde los conceptos migratorios son los de un país que ha pasado de exportar emigrantes a recibirlos, pensamos que nos debemos más a la proyección de lo que somos y hemos sido fuera de nuestra región, por amor a nuestros recuerdos y raíces, que por sentirnos diferentes en una sociedad que cambia constantemente esos parámetros diferenciales. Hemos dejado hace mucho tiempo de ser tierra de paso, tierra de nadie. Ahora Castilla-La Mancha es de los castellano-manchegos, de nosotros mismos. Somos los que mejor conocemos nuestras necesidades y somos los más interesados en solucionarlas.

IMG_1503

La Cofradía del Queso Manchego tiene claro que sus objetivos pasan por dinamizar el concepto de apego a la tierra por el de expandir la cultura y todo aquello que nos crea identidad, para no sentirnos cerrados en nuestro propio entorno. Nuestro caballo de batalla es el de llegar a todos, emigrados, desplazados o simplemente curiosos de Castilla-La Mancha. Ahondar en los cambios estructurales que se están produciendo en nuestra región y llevar la buena nueva, de que hace mucho tiempo que dejamos atrás ese tópico de ser tierra de paso, para convertirnos en un lugar donde vivir con expectativas de futuro es el menor de nuestros problemas.

Nos esforzamos en cada uno de nuestros viajes en transmitir y enseñar la región desconocida de la que muchos han oído hablar. Una tierra que ha sabido encontrar el equilibrio perfecto entre la tradición y la modernidad, conservando sus señas de identidad en la arquitectura, en el patrimonio, en la gastronomía, en la cultura… y al mismo tiempo apostando por el futuro mejorando sus comunicaciones e infraestructuras. Dejando patente que la mejor forma de conocerla es recorrer los caminos que la surcan, adentrándose en sus pueblos y conociendo a sus gentes. Eligiendo cualquiera de las múltiples Rutas que se ofrecen al visitante para que sea partícipe del espíritu que impregna a los hombres y mujeres castellano manchegos.

Anuncios

Historia de la Cofradía del Queso Manchego V

La contemplación del pasado por la sola excitación de la nostalgia puede constituir un ejercicio gratificante pero estéril

El término cofradía se utiliza, generalmente, para designar a las agrupaciones de personas que comparten la misma actividad. Los orígenes de las cofradías son verdaderamente remotos, algunos historiadores ubican el nacimiento de las cofradías gastronómicas tras la pax romana, allá por el siglo VI de nuestra era, mientras que otros las ubican en el siglo XII en Francia, con la firma de la creación del Jurado de Saint Emilión, por parte del Rey de Inglaterra Juan Sin Tierra y, a su vez, duque de Aquitania, entre cuyas atribuciones tenía encomendada el control y calidad de los vinos de esta región francesa.

Por lo que respecta a la Cofradía del Queso Manchego, tomamos el nombre como recuerdo a aquellas cofradías gremiales para diferenciarnos de las Casas y Peñas regionales que forman las Comunidades Originarias de Castilla-La Mancha y, al mismo tiempo, ensalzar el más genuino de los productos agroalimentarios de nuestra región. Sin embargo, compartimos la misma actividad y organización para llevar a nuestros asociados al conocimiento de lo que ofrece nuestra tierra. Intentando, a través de múltiples actividades, que conozcan nuestros paisajes, lugares, cultura, gastronomía e historia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Castilla-La Mancha es una tierra de maravillas, tierra de diversidad y contrastes, que ha sabido encontrar el equilibrio perfecto entre la tradición y la modernidad. Pero a la que desgraciadamente le faltan muchos de sus hijos, que se encuentran repartidos por toda la geografía española. Aunque mucho hemos avanzado en infraestructuras y vías de comunicación, aún cuesta desplazar la memoria en el tiempo ido, el tiempo de padres y abuelos, de secanos, romerías y fiestas patronales. Por ello, nuestro empeño de acercar a través de la Cofradía del Queso Manchego todo aquello que un día quedó lejano.

Aunque nuestra organización es netamente de carácter privado, nacemos con una clara vocación de servicio público para mantener vínculos y preservar identidades de origen con el resto de Comunidades Originarias y, al mismo tiempo, para exaltar y promocionar el queso Manchego, como buque insignia de los alimentos de Castilla-La Mancha. Creemos que hace falta un elemento motor que ponga en valor lo mejor de este tipo de entidades para que dejen de ser consideradas rincones de nostalgia y se conviertan en espacios abiertos para la convivencia. La contemplación del pasado por la sola excitación de la nostalgia puede constituir un ejercicio gratificante pero estéril.

palacio

Pensamos que a través de la realización de actividades socioculturales podemos dar continuidad y modernidad a estas instituciones nacidas en el exterior hace más de un siglo, para desarrollar una necesaria labor asistencial de nuestros emigrantes y que hoy en día debido al desinterés de buena parte de la juventud se encuentran al borde de la desaparición.

Una cuestión compleja a la hora de afrontarla si no existe una apuesta clara y firme de renovación. Sin embargo, ese cambio necesario no supone en modo alguno que olvidemos el testimonio de quienes las fundaron. Muy al contrario, sabemos que merced a aquel esfuerzo muchos de nosotros hemos podido disfrutar de un patrimonio cultural y gastronómico que de otra manera se hubiese perdido.

IMG_2408

Así pues, esta eclosión de asociaciones que mantienen una fidelidad a sus tradiciones hacen que las Cofradías Gastronómicas sean consideradas un homenaje al placer de degustar un producto específico de alta calidad, unido a la sociabilidad de sus miembros, evitando que se pierdan los valores y especialidades gastronómicas regionales o locales que tanto tiempo han costado mantenerse en el pasado.