Sello a la Calidad Diferenciada

La Cofradía del Queso Manchego ha presentado a los medios de comunicación, productores, instituciones y público en general, el nuevo sello que identificará el Premio a la Calidad Diferenciada en el Queso Manchego.

PEGATINA_PREMIO

En un acto celebrado en el hotel Beatriz Toledo, con motivos de las Jornadas de Exaltación del Queso Manchego, y en presencia del Consejero de Agricultura; José Luis Martínez Guijarro y el Director General de la Presidencia de Castilla-La Mancha, Luis Miguel Maza.

La nueva seña de identidad para premiar la Calidad Diferenciada del Queso Manchego, dice Ismael Álvarez de Toledo, presidente de la Cofradía, nace a partir de la necesidad de premiar a aquellos quesos manchegos que se presentan al Concurso Regional de Calidades y, que según el dictamen del jurado profesional son los mejores quesos de Castilla- La Mancha en cada edición que se celebra. Cabe recordar que este premio se estable para quesos manchegos artesanos e industriales, en las modalidades de semicurados y curados.

Con esta iniciativa, comenta Álvarez de Toledo, lo que pretende nuestra entidad, es proporcionar a los consumidores la información necesaria a la hora de adquirir un auténtico Queso Manchego, con un marchamo de calidad diferenciada.  La calidad diferenciada se le da a los productos que están protegidos por la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) y son aquellos cuya calidad o características se deben al medio geográfico con sus factores naturales y humanos y cuya producción, transformación y elaboración se realiza siempre en esa zona geográfica delimitada de la que toman el nombre, como es el caso de La Mancha.

IMG_9281

La apuesta que realiza la Cofradía del Queso Manchego con éste marchamo de calidad traspasará fronteras y situará a nuestros quesos manchegos entre los mejores del mundo en todos los centros comerciales y salón de gourmet donde se exhiben los productos de calidad certificada. Al mismo tiempo que este sello de garantía de origen y calidad será presentado en todos los certámenes agroalimentarios que se celebren en los países de la Unión Europea.

Pensamos, dice Álvarez de Toledo, que estamos en el buen camino ya que sólo hacemos lo que otros países llevan haciendo años con sus productos de calidad, pero se da la circunstancia que en España y en particular en Castilla-La Mancha somos demasiados timoratos a la hora de valorar lo nuestro y nos cuesta reivindicar las excelentes cualidades organolépticas que tienen los productos que aquí se elaboran y mucho más promocionarlos adecuadamente.