El XVIII Concurso Regional de Calidades de Queso Manchego ya tiene ganadores.

CONCURSO-QUESO-696x434

Tomelloso acogió el pasado sábado el fallo del jurado del XVIII Concurso de Calidades dentro de los actos del I Congreso Regional de Queso Manchego.

El jurado, compuesto por profesionales de la hostelería y el sector lácteo, con una amplia experiencia en concursos de calidades de quesos, ha elegido como mejor queso artesano semicurado a NAVALOSHACES de agropecuaria Navaloshaces, ubicada en Corral de Calatrava (Ciudad Real).

d3834503489901c41fff1ff0c1bd32f9   ojos

Mejor queso artesano curado a OJOS DEL GUADIANA de Quesos Ojos del Guadiana, de Daimiel (Ciudad Real).

El premio del queso industrial semicurado fue para TOMEL de la Cooperativa de Ganaderos Manchegos, de Tomelloso (Ciudad Real).

tomel     corcuera

Mientras que en el apartado de mejor queso industrial curado ha recaído en la marca CORCUERA, de Quesos Corcuera, en la Puebla de Montalbán, Toledo.

El acto contó con la presencia del presidente de la Cofradía del Queso Manchego; Ismael Álvarez de Toledo y del concejal de Promoción Económica y Comercio del ayuntamiento de Tomelloso; Iván Jesús Rodrigo Benito, como entidades organizadoras y del Director General de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas, Gregorio Jaime Rodríguez y del presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego; Antonio Martínez Blasco.

Tanto los cuatro premiados como los veintiocho participantes en este XVIII edición, recibirán el diploma que lo acredita en el transcurso del capítulo general de la Cofradía del Queso Manchego, que tendrá lugar el día 21 de octubre en el Centro Cultural San Marcos de la ciudad de Toledo, como colofón a las Jornadas de Exaltación del Queso Manchego.

Anuncios

La DO del Queso Manchego pide ‘reciprocidad’ en la protección del producto en México

Queso-Denominación-de-Origen-Manchego-Foto.-Elena-Rosa-949x712

La UE está negociando el tratado de libre comercio con el país azteca para luchar contra fraudes en la denominación de alimentos europeos cualificados

Ante la última ofensiva negociadora de la Unión Europea con México para acabar con los fraudes en la elaboración de alimentos cualificados, como es el caso del queso manchego, desde el consejo regulador piden a las administraciones “reciprocidad” en el tratamiento de este tipo de productos, tal y como “hacemos en España”.

“El mal uso del término manchego para identificar productos de calidad existe en algunos países desde hace mucho tiempo, en México especialmente, y nos hace mucho daño”, sostiene Santiago Altares, secretario de la Fundación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego, con sede en Valdepeñas. Altares invoca la importancia de la Denominación de Origen en este alimento lácteo porque garantiza a los consumidores el cumplimiento de unos estándares de calidad vinculados a un territorio para un producto exclusivo y “de gran reputación”.

Por ello, en la negociación del tratado de libre comercio con el país latinoamericano, la UE pretende acabar con la mala práctica que supone la elaboración de un queso manchego local, elaborado con una mezcla de leche de vaca y oveja, al igual que ocurre con otros tres centenares de alimentos de países que se comercializan en México, sin el correspondiente etiquetado como DO. Altares pide “reciprocidad” a la hora de proteger al verdadero producto de origen, aunque en el caso de los quesos fraudulentos tipo manchego que se venden en el país azteca “tienen cobertura legal a través de una ley federal que ampara su venta”.

Se trata de un escenario “complejo” y “complicado” de gestionar porque la producción de “su” queso manchego es un referente en el mercado mexicano, del que se abastecen millones de consumidores. “Es fraudulento que se llame manchego, porque además de usar otro tipo de leche, se elabora allí y el auténtico de la DO está vinculado a un territorio determinado”, señala la misma fuente.  “La UE, agrega, tendría que negociar en superioridad de condiciones, porque en los países europeos se protegen los productos mexicanos cualificados y diferenciados, y habría que intentar que se consiga el respeto a todas las DO fuera de la Unión Europea”.

Desde el CRDO Queso Manchego ven positiva esta nueva fase de acción de la UE, aunque desde hace años la propia fundación ha realizado “distintas gestiones para erradicar un fraude atávico”, como fue el registro en México de la marca protegida. “De poco nos sirvió”, reconoce Altares, pues no se ha conseguido cambiar la denominación de un queso propio que nada tiene que ver con el de pasta prensada, que se elabora con leche de oveja de la raza manchega, y una maduración mínima de 30 días y máxima de 2 años.

También han mantenido entrevistas con los responsables de la Oficina de Patentes y Marcas, incluso con responsables del Ministerio de Comercio español, gestiones todas “infructuosas”. El Consorcio por los Nombres Comunes de Alimentos (CNCA) de la UE lleva varios años trabajando con las autoridades mexicanas para que valore las indicaciones de origen.

crdo  image_large (3)

Fraudes nacionales

Altares recuerda que “en nuestro propio país también se cometen fraudes con el queso manchego”, debido al “desconocimiento del consumidor, que no sabe que el certificado lleva las distinciones de la placa de caseína (trazabilidad) y la contraetiqueta”.

Esta confusión se produce porque son quesos elaborados en Castilla-La Mancha o España con elementos alegóricos como el Quijote o la lanza “y se venden como manchegos”.

Altares adelanta que lanzarán una campaña publicitaria en televisión para la identificación y promoción del queso manchego certificado.

La Denominación de Origen Queso Manchego tiene adscritos a 750 ganaderos y 63 empresas queseras, y produce al año14.000 toneladas de queso, el 60% vendido en exportación, principalmente a EEUU, que consume 2.000 toneladas.

La DO vendió al mercado mexicano en 2016 una cantidad “no significativa”, de entre 40 y 50 toneladas.

Otro valor

El director del Instituto de Comercio Exterior ICEX en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, aclara que en territorios como Estados Unidos y el mundo anglosajón “no tienen el mismo valor sobre la calidad como en España y la Unión Europea”. De hecho, en una economía tan liberalizada como la estadounidense, una empresa creó la marca queso manchego, con su correspondiente patente que no pudo ser utilizada en ninguna operación comercial importadora o exportadora. La denominación era propiedad de la empresa e impedía su utilización en cualquier campaña de promoción a los empresarios españoles y como calificativo de claridad estaba vetado.

“Ya se ha se ha resuelto, explica Morejón, y en la actualidad esta etiqueta es un componente comercializador de calidad adicional a tu producto”. Por ello, cambiar las estrategias comerciales hacia los consumidores para dar valor a una figura de protección territorial “es muy complicado en estos entornos” donde las empresas trabajan con unos márgenes de precios determinados.

Con carácter general, Morejón explicó que la dinámica comercial en exportación “va muy rápida”, y por ello las empresas que deciden vender sus productos agroalimentarios en otras latitudes se enfrentan a “dificultades” varias como las exigencias fitosanitarias o los controles aduaneros. “No es fácil que trabaje de manera coordinada, aunque hay empresas que realizan operaciones sistemáticas”, incluso en un país “tan difícil” como México.

Fuente: Lanza

 

 

El fraude en el Queso Manchego es una costumbre en México

El Queso Manchego original español está hecho con leche de oveja y protegido por una Denominación de Origen de la región

Si paseas por un mercado con gran variedad de quesos mexicanos, entre sus tantos y tan variados te encuentras un queso manchego. ¿Español? No, una versión muy popular en México, pero cuidado, porque su nombre es resultado de la adaptación de la palabra “manchego”, que significa original de la región de La Mancha y que da nombre al queso más famoso de España. Con esta palabra, en México se refieren a un queso “tipo manchego” que ya es parte de la tradición gastronómica del país.

pro_1_img_1283303006 manchego

Al contrario que el Queso Manchego original español, hecho con leche de oveja de la raza manchega y protegido por una Denominación de Origen de la región, la versión mexicana está hecha con una mezcla de leche de vaca y cabra. El “tipo manchego” es un queso con mucho cuerpo, de aspecto cremoso y color hueso, perfecto para derretir. Tiene un olor fuerte como el cheddar y un sabor más cercano a un Colby picante. Se usa en quesadillas, fundido, y hasta en los tradicionales molletes de Guadalajara que tanto me gustan, un pan ovalado tostado, con queso derretido sobre frijoles machacados, en ocasiones, chorizo y pico de gallo por arriba.

         20140430200025_wqbjzy            176956

El Queso Manchego es de una corteza dura que se distingue por sus líneas paralelas causadas por el molde trenzado en el que se hace, es de consistencia firme y compacta y, aunque te da una sensación mantecosa, no es un queso para derretir. Su color varía desde el crema claro hasta el marfil-amarillento con líneas algo negras por fuera, dependiendo del tiempo de curación que fluctúa entre 30 días y 24 meses. Su sabor es fuerte, algo ácido y lo disfrutas al máximo acompañado de un vino tinto, con higos, pasta de membrillo, un buen jamón y hasta solo sobre un pedazo de pan.

Ahora que sabes la diferencia, no los confundas, elige el queso adecuado para cada ocasión, porque un queso equivocado puede arruinar tu receta favorita.
Fuente: DOREEN COLONDRES