El queso manchego, protagonista en Manchavino

cata

Que el queso y el vino van unidos es mucho más que un tópico o una forma de expresar una condición gastronómica. Ayer tuvimos ocasión de comprobarlo en la cata-maridaje que tuvo lugar en el Museo Torre del Vino, de Socuéllamos, con motivo de los actos programados por Manchavino.

Y es que, a pesar del bloqueo que sufre la Cofradía del Queso Manchego, por parte de la Denominación de Origen del Queso Manchego, las actividades de promoción para dar a conocer este excelente producto se van a seguir desarrollando, merced a las cuotas que pagan los socios de la Cofradía, ya que no recibe ningún tipo de subvención, tanto institucional, como de caracter gremial.

soc

Como decimos, la Torre del Vino acogió esta cata maridaje en un salón abarrotado de público, donde se puso de manifiesto el procedimiento de elaboración del queso manchego, las partes fundamentales que tienen lugar en la cata: desde los órganos sensoriales, hasta la implementación con el vino. En este caso, tres variedades de blanco de las bodegas de Socuéllamos, ya que el maridaje consistía en identificar que vinos maridan mejor con un queso manchego semicurado y otro curado.

Desde la Cofradía del Queso Manchego agradecemos, muy efusivamente, el trato dispensado el ayuntamiento de Socuéllamos, a través de sus concejales Mari Luz Fresneda; de promoción económica, y Pedro Arrabales; de Cultura y Turismo.

socu

Anuncios